26 diciembre 2012

Galletas de mantequilla

El año pasado queríamos llevar algo a la cena de Nochebuena que no llevase demasiada complicación y que pudíésemos transportar en el coche sin que sufriese "desperfectos". Al final decidimos hacer galletas de Navidad, y darles diferentes formas con cortapastas. Como no sabíamos bien la cantidad de galletas que saldrían duplicamos las cantidades de la receta y el resultado fue...


¡Más de 5 horas en la cocina! Haciendo la masa, dejándola enfriar, cortando estrellitas, horneándolas, dejándolas enfriar para ponerles glasa a algunas… en fin, que temiendo quedarnos cortos nos salieron galletas para un mes. Eso sí, gustaron mucho, así que ¡mereció la pena! 

Por suerte este año ya íbamos sobre seguro, y como también teníamos pensadas hacer las de Nutella, nos ajustamos a las cantidades que indica la receta y utilizamos moldes de estrellitas de dos tamaños. 

Ingredientes (para unas 50 medianas)
  • 650 gr. de harina de trigo
  • 250 gr. de azúcar
  • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente* (mantequilla normal, ni baja en grasas ni ninguna historia extraña, porque de lo contrario podría ser desastroso)
  • 1 huevo
  • 1 yema (la clara de este se puede utilizar para la glasa decorativa. Aquí la receta) 
  • 1 ó 2 cucharadas soperas de leche
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo
  • Un poquito de sal
  • Aroma y/o decoraciones (opcional) 

Elaboración:
Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con varillas eléctricas hasta que quede cremosa.
Añadimos poco a poco el azúcar y, una vez integrado, el huevo y la yema ligeramente batidos, así como la esencia de vainilla.

A continuación, añadimos a poquitos la harina tamizada, mezclando con una espátula para que se una al resto. Cuando se hagan una especie de miguitas, añadimos la cucharada sopera de leche para que ligue la masa. Una vez hayamos conseguido una bola que no se pegue a las manos, la cortamos en cuatro trozos iguales.


Estiramos cada cuarto con un rodillo entre dos papeles vegetales para horno, hasta un grosor de unos 4 mm. más o menos. Los guardamos uno sobre otro en la nevera al menos media ahora para que con el frío endurezca la masa y se corte después más fácilmente.

Cuando queden 10 minutos para llegar a esa media hora, ponemos a precalentar el horno a 170º C.
Sacamos una de las masas y vamos dando forma con un cortapastas, dejándolas sobre la placa de horno con un papel vegetal.


Horneamos unos 12 minutos más o menos, hasta que veamos que los bordes se empiecen a dorar.
Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.



* Lo que vaya sobrando de masa recortada lo reservamos y cuando tengamos suficiente hacemos una bola, estiramos entre dos papeles y de nuevo a la nevera. Así hasta acabar con la masa.
* Si se van a guardan en alguna fiambrera, caja o bolsa es importante que se haga cuando hayan perdido todo el calor.
* Para decorar con glasa (común en este tipo de galletas) deberemos esperar a que se enfríen.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario nos alegra y anima a continuar por aquí. ¡Gracias por tu tiempo!