01 noviembre 2012

Masa quebrada dulce

Aunque ya las venden hechas en prácticamente todos los supermercados, la masa quebrada es muy sencilla de hacer en plan casero, por lo que siempre preferimos prepararla en lugar de comprar una con sus añadidos, conservantes y demás (sólo hay que leer las etiquetas para asustarse un poco). Esta receta es la que mejor queda de las que hemos probado y sirve tanto para tartas al horno como frías. 


Al principio cuesta un poco a la hora de mezclar bien los ingredientes, sobre todo en invierno *o al menos a mí, porque de normal tengo las manos heladas y no hay modo de que la mantequilla coja algo de calor...* sólo es cuestión de echarle un poco más de tiempo o unos segundos en el microondas a media potencia. 

Ingredientes (molde de 22cm. aprox.):
  • 130 gr. de harina
  • 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 40 gr. de azúcar (glass o blanco normal)
  • 1 huevo (o 2 cucharadas de leche/soja)

Elaboración:  
Ponemos la harina en un bowl formando un volcán en cuyo centro añadiremos el resto de ingredientes.
Mezclamos con las manos, hasta que quede una masa homogénea, y le damos forma de bola.
Dejamos que repose en frío durante 15 minutos.

Precalentamos el horno a 175 ºC.
Sacamos la masa y la estiramos con un rodillo* hasta un grosor de 2mm.

Cuando tengamos el molde forrado la horneamos 10-12 min., hasta que coja un poco de color (¡cuidado que en nada puede quemarse!) y ya estará lista para rellenarla con la masa que más queramos.

* También se puede hacer con paciencia y las manos, haciendo una especie de parches que se vayan uniendo en el molde. Una vez horneada y con la masa que lleve encima ni siquiera viene a notarse ninguna diferencia.* Por supuesto después se puede volver a hornear sin problemas con el relleno.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tu comentario nos alegra y anima a continuar por aquí. ¡Gracias por tu tiempo!