06 febrero 2013

Panecillos de hamburguesa

Raro/a quien no disfruta comiendo una hamburguesa, con una buena carne, varias capas de ingredientes, (lechuga, cebolla, alguna salsa, queso, mucho queso...) A nosotros nos encantan y nos gusta prepararlas en casa *aunque admitimos que de tanto en tanto también cae alguna fast food* y así poder ir variando. El pan de hamburguesa industrial está bastante cargado de grasas, conservantes y otros ingredientes que no suelen aportar ningún beneficio por lo que decidimos probar a ver cómo salía casero.


La receta original la cogimos de Kanela y Limón. Y una vez probados, ¡los recomendamos! La masa la preparamos con panificadora (la nuestra es Silvercrest de Lidl) aunque se puede hacer sin ella, simplemente amasando bien con las manos. Sólo requerirá un poco más de esfuerzo, pero compensará después :P

Ingredientes:
  • 500 gr. de harina de fuerza.
  • 240 gr. de agua tibia.
  • 12 gr. de levadura fresca.
  • 1 huevo.
  • 50 gr. de azúcar.
  • 30 gr. de mantequilla.
  • 7 gr. de sal.

Preparación
Disolvemos la levadura en el agua tibia e introducimos en la cubeta de la panificadora la harina, el huevo ligeramente batido, el azúcar y la sal. Por último el agua y amasamos con el programa para masa para pasta que tiene un ligero precalentamiento de 5 minutos (en nuestro caso es el número 7).

Cuando terminen los 15 primeros minutos añadimos la mantequilla ligeramente calentada (sin estar líquida del todo) y amasamos otros 15 minutos más. Cuando acabe, la masa no debe quedar pegajosa.

Sacamos la masa de la cubeta de la panificadora y la pasamos a un bowl pincelado con aceite, dejando que repose hasta doblar su tamaño. Una vez haya levado cortamos los bollos, formando bolas lo más perfectas que podamos, dejando la parte irregular en la zona inferior, y las vamos colocando en la bandeja del horno, sobre una hoja de papel vegetal. 

Dejamos levar de nuevo y que doblen su tamaño. Cuando hayan subido lo suficiente, pincelamos con leche la parte superior y espolvoreamos unas semillas de ajonjolí (sésamo). 



Los introducimos en el horno precalentado a 180 ºC entre 12 - 15 minutos. 
Deberán quedar doraditos por fuera y tiernos y esponjosos por dentro. 
Sacamos y ponemos sobre una rejilla para que enfríen. 


Una vez hayan perdido el calor ya podemos cortarlos por la mitad. 
¡Listos para rellenarlos de lo que más nos guste! 

12 comentarios :

  1. que ricos se ven me encantan esos bollos me tomo nota un beso http://natirecetascaseras.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Nada que ver con los comprados. ¡Beso!

      Eliminar
  2. Hola guapa que ricos estos bollos!! me los anoto ¿ OK ?. Te doy las gracias por pasarte por mi nuevo blog, aunque todavia esta en construción. Quiero aclararte lo de la manzanilla.... es manzanilla de la que lleva alcohol ( a
    osea tambien te puede servir otro vino de buena calidad) un abrazo guapisima
    http://lacocinaconpepa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahh, jaja, pues que tonta, sólo había pensado en la infusión... Gracias por la aclaración o nos veía comiendo unos chocos con manzanilla de hierbas!

      ¡Un beso! y gracias a ti.

      Eliminar
  3. Hola!!! Mmmm qué buena pinta!!! Me encantaría saber hacer pan y cosicas así, peero.. no me atrevo con las masas!! Soy bastante novata en estos temas y un poco, para que negarlo, cateta jaja Pero han quedado con una pinta espectacular!!! Mmm encantada me comía un par!! Con ensaladita, tomate, pollo... mmmmm!!

    Un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, que va, ¡seguro que te saldrían bien!

      Nosotros no creas que hacíamos gran cosa hasta que compramos la panificadora de LIDL, va genial para hacer pan casero y a la hora de amasar (te ahorra un montón de faena) e incluso puedes hacer bizcochos y mermeladas, aunque eso todavía no lo hemos probado, así que no garantizo los resultados xD

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Hola!!
    Gracias, el pan te quedó espectacular, mucho mejor que a mí con eso de que lo corté inmediatamente saliendo del horno, hasta me quemé jajaja y si,la panificadora sirve muchísimo, que eso de estar amasando a veces da algo de pereza, por cierto, gracias por lo de "genial blog" hasta me emocioné jajaja
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué, realmente tu blog es envidiable :P ¡Tienes recetas que son muy muy tentadoras! (demasiado incluso xD)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  5. Una pregunta, ¿se os han puesto duros pronto? nosotras los hicimos y no hay manera de que duren un día. Estos están fantásticos. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahí estaban recién hechos y la verdad que al día siguiente, mejor dicho, por la noche, me comí uno que quedaba y aunque sí estaba más sequito no estaba nada duro. Igual lo tenéis que dejar más tiempo levando... pero tampoco sabría deciros. De masas estoy bastante pez >_<

      ¡A ver si a la próxima no os pasa eso! ¡Un beso!

      Eliminar
  6. ma sono bellissimi questi panini!! ciao
    Rosy

    ResponderEliminar

Tu comentario nos alegra y anima a continuar por aquí. ¡Gracias por tu tiempo!