04 abril 2013

Tarta de almendras {de Santiago}

Aunque la idea inicial era la de hacer un pastel libanés, después de leer que las dos naranjas necesarias tenían que cocer durante unas dos horas lo tuvimos que dejar para otro día, pero ya que teníamos la almendra molida sacada buscamos en qué podíamos emplearla. Finalmente nos decantamos por esta receta, que no es sino la típica tarta de Santiago.


No sólo está deliciosa sino que es maravillosamente fácil de hacer. Lleva azúcar, almendra molida y huevos en partes iguales. Hay variantes, como la receta que seguimos, del libro Pastelería y cocina: guía práctica, que le añaden una base de masa quebrada (aquí la receta por si la preferís con ella) pero a nosotros nos gusta más sin nada.

Eso sí, aseguraos que las almendras no sean (o salgan) amargas, como ya nos ocurrió una vez, y nos fastidió por completo el sabor del postre aquel. Por suerte en este caso salieron perfectas. 

Ingredientes (para un molde de 22 cm.) 
  • 200 gr. de almendra molida (en polvo)
  • 200 gr. de azúcar
  • 4 huevos
  • La ralladura de medio limón 
  • Azúcar glas para decorar (opcional)

Preparación:
Precalentamos el horno a 180 ºC y preparamos un molde desmontable. Nosotros cubrimos el fondo con papel vegetal para después desmoldarlo más fácilmente y enmantequillamos los laterales.

En un bol vertemos el azúcar, la almendra y la ralladura y mezclamos bien.


Añadimos los huevos, de uno en uno y mezclamos con ayuda de una espátula.


Aunque al tercer huevo puede que quede la masa muy espesa no pasa nada, porque en cuanto añadamos el cuarto quedará perfecto. Cuando sea homogénea por completo la vertemos en el molde.


Horneamos durante 45 minutos. Como nuestro horno calienta mucho por arriba la tuvimos la primera media hora arriba y abajo y los últimos 15 minutos sólo abajo. Sacamos y dejamos enfriar. A la hora de servir, si se quiere hacer la típica cruz de Santiago, lo mejor sería recortarla en un papel vegetal, haciendo una plantilla. La situamos sobre la tarta y espolvoreamos con ayuda de un colador pequeño (como tamizando) el azúcar glas por encima. Cuando la tengamos ya 'nevadita' retiramos con cuidado la cruz de papel y ya se habrá quedado la forma.


Como íbamos con prisa esta vez, espolvoreamos el azúcar por encima directamente para ahorrar tiempo y también quedó bonita. Así que están las dos posibilidades, realmente es una cuestión visual. La tarta quedó tierna, esponjosa y con un sabor muy bueno. Se prepara en un momento y queda genial como postre o con un café o té a media tarde. 

30 comentarios :

  1. Que maravilla de pastel, debe estar deliciosa! Aquí no hay más remedio que engordar...jejeje soy muy golosa y vosotros preparáis unos postres geniales.

    Saludos!

    http://losantojosdeclara.blogspot.com.es/2013/04/tarta-de-obleas-con-nutella.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Clara! Luego intentamos compensar con algún que otro paseo porque de lo contrario no cabríamos en los pantalones... ¡Besines!

      Eliminar
  2. No ha sido mala elección y además parece que le han cogido el punto de humedad que tiene que tener, que a veces es malo de coger en esta tarta.

    ResponderEliminar
  3. Una de nuestras favoritas. El sabor a almendras es inigualable. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que se hace muy agradable. Un beso, chicas.

      Eliminar
  4. Un bizcocho de toda la vida como debe ser,otro día nos preparáis el pastel libanés, a ver como queda,que también debe de estar rico.....Besets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mary, tarde o temprano acabará cayendo sin duda.

      Eliminar
  5. Qué tarta más rica, y además sin gluten.La prepararé seguro. Es super rica con las almendras. Buena elección. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, el no tener harina es una ventaja. Ya nos contarás ;D

      Eliminar
  6. recuerdo que la he comido una vez y tenia un sabor muy caracteristico y una textura muy suave, tenia justo el aspecto tan rico que tiene esta. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Sauki! Pues si te gustó ya ves que se hace en nada x)

      Eliminar
  7. Una tarta muy rica y fácil de hacer, además apta para celiacos que para los que tenemos celiacos cerca nos viene siempre muy bien. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Julia! Sí que se agradece en esos casos estos tipos de recetas, en las que la harina no se echa para nada en falta. ¡Besines!

      Eliminar
  8. Hola Acabo de visitar su blog, es muy agradable! Perdona la visita de placer y convertirse en sus seguidores. Hola Imma

    ResponderEliminar
  9. Me encaaaaaaanta la tarta de Santiago, y hace un milenio que no la preparo. Un 10! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Layla! Para mí es de las mejores tartas (y mira que es simple...) Un besote.

      Eliminar
  10. Sólo os falta el dibujo del escudo y lista para la tienda xD Ésta es de mis tartas o bizcochos favoritos, pero con lo caro que es casi resulta prohibitivo con el tema de la almendra. Aquí las pastelerías las venden en versión hipermini a 3€, y las grandes no bajan de los 10€ (que tampoco son taaan grandes). Lo peor es que a veces ya no sabes si te venden una tarta con almendra molida o con mezcla de harina de trigo, pero mira, me apunto la receta y así la hago en casa, aunque a ver de dónde saco tanta almendra molida.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que abusan mucho de los precios allí (bueno, allí y aquí y en todos sitios...) Ya me contarás cuando la pruebes xP ¡Un besote!

      Eliminar
  11. Una tarta exquisita, a mi todos los postres que lleven almendras me encantan, les quedó genial!!
    Me gustaron mucho las fotos y disculpen que no me alargue hoy, pero estoy haciendo un trabajo de las prácticas y no termino!
    Un beso y gracias por responder Diana, ahora me los imagino cocinando!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes Esme, lo primero es lo primero ;) Besotes.

      Eliminar
  12. La tarta de Santiago me encanta. La que nos traeis hoy se ve riquísima y me ha gustado sobre todo lo fácil que la habéis elaborado.
    Bss

    ResponderEliminar
  13. Bufffff, que cosa más rica, el sabor de la almendra me gusta muchísimo tanto en dulce como para salsas con carne o pescado
    A pesar de ser muy sencilla de hacer es riquísima, no veas el trozo que me comía yo ahora mismo si la tuviera delante, es una lástima no poder meter la mano en la pantalla, os dejaría sin nada jajajajaja
    Saludines y a esperar por el pastel libanés jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, pues sí, o al menos oler... aunque así sería más una tortura... xD Pero bueno, si se pudiese meter la mano por la pantalla creo que en vez de andar rodaría... ¡Un besín!

      Eliminar
  14. pues tiene un aspecto delicioso y super esponjoso que rica bssss

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa!!!
    Que tarta más rica, se ve muy, muy esponjosa y seguro que el sabor es riquísimo...con tu permiso me voy a llevar la receta que a mi marido como "buen gallego" la tartita le va a encantar!!!.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda tuya Pilar, esperemos que le de al menos un aprobado xP

      Eliminar

Tu comentario nos alegra y anima a continuar por aquí. ¡Gracias por tu tiempo!