17 marzo 2014

Irish apple cake {Pratie de manzana}

Como bastantes sabréis hoy se celebra el día de St. Patrick, santo patrón de Irlanda. El año pasado por estas fechas preparamos en casa unas deliciosas galletas de jengibre de la isla esmeralda y este año no podía ser menos. De entre todas las recetas que tenía por ahí, la elegida ha sido finalmente la de este pastel de manzana cuya masa está hecha con ¡puré de patata! Parece que pratie en irlandés es precisamente eso, patata.


La pasta horneada queda rica pero rara, no es crujiente como la quebrada sino con una consistencia quizá... gomosa, pero no, no me gusta utilizar esta palabra por el matiz desagradable pero ¡nada de eso!. Además, tiene dos ventajas hacerla de este modo: no tiene prácticamente nada de grasa (comparado con la típica de estos pasteles) y es apta para intolerantes al huevo y vegetarianos (sustituyendo la mantequilla por margarina).

Ingredientes (para un molde de 20 cm.)
Para la masa:
  • 1 taza de puré de patatas (3 patatas medianas + 25 gr. de mantequilla aprox.)
  • 1 taza de harina
  • ⅓ taza de azúcar
  • ½ cucharadita de levadura química
Para el relleno:
  • 3 manzanas
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 huevo o leche de soja (para pincelar)

Elaboración:
Cocemos las patatas cortadas a trozos de 12 a 15 min. Escurrimos, añadimos la mantequilla y aplastamos con un tenedor hasta conseguir la consistencia de puré. Pasamos a un bowl y añadimos el azúcar y la harina tamizada junto con la levadura. Mezclamos con una espátula hasta conseguir una masa que pueda manejarse. Guardamos en la nevera para que repose.


Pelamos, descorazonamos y cortamos las manzanas en gajos finos, de 3 mm. más o menos. 
Las ponemos en un bowl, añadimos la cucharada de azúcar y  la canela en polvo y mezclamos. 

Precalentamos el horno a 180 ºC. Enmantequillamos  un molde, sacamos la masa de la nevera y la dividimos en 2 trozos, uno ligeramente más grande. Cogemos el mayor y lo estiramos con un rodillo dándole forma circular, que sea ligeramente más grande que el molde que utilicemos. 

Forramos el molde y rellenamos con las rodajas de manzana, intentando repartirlas lo mejor posible.
Una vez tengamos todas añadimos la cucharada de miel por encima y espolvoreamos un pelín más de canela y azúcar.

Cortamos la masa que sobresalga del molde y la incorporamos a la restante. La estiramos también con el rodillo y cubrimos el pastel. Sellamos los bordes presionándolos, hacemos unos cortes en la superficie para que salga el vapor por ellos y pincelamos la superficie con leche de soja o huevo ligeramente batido.


Horneamos 35 – 40 minutos, hasta que la superficie tenga un tono dorado. 
Paramos el horno y dejamos la puerta entre abierta unos minutos antes de sacarla. 

Se puede servir todavía caliente y espolvorear azúcar glass y canela por la superficie. 
Acompañado de nata montada y un té es perfecto :)


* Al principio la masa cuesta que se integre, pero trabajándola con un tenedor y una espátula se consigue. 


Happy St. Patrick’s day!

12 comentarios :

  1. Que original la base hecha con patata, nunca la había visto. Bueno la presencia que tiene es fantástica, habrá que decidirse y probarla. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, es muy original, por eso me decidí a probarla :P
      ¡Besines!

      Eliminar
  2. super original esta tarta de manzana, no había oido hablar de ella en mi vida!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Charo! Por aquí no es muy conocida, pero parece que por Irlanda sí es típica, al menos en algunas zonas. ¡Un besote!

      Eliminar
  3. Un pastel delicioso, de los de manzana tradicionales tapados. Me encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Mª Dolores! Es muy al estilo americano realmente :P

      Eliminar
  4. Una manera deliciosa de celebrar ese día..........te ha quedado deliciosa.
    Besos.

    ResponderEliminar

Tu comentario nos alegra y anima a continuar por aquí. ¡Gracias por tu tiempo!