10 abril 2014

Bizcocho de avellana

Pese a que las avellanas como fruto seco tal cual no me gustan nada, todo lo que lleve su sabor sí lo hace, de hecho, ¡me encanta! Igual que su peculiar aroma, que me gustaría saber describir como hace el escritor de El Perfume con multitud de olores. Desde que leí en un foro la pregunta de si se podría sustituir la almendra molida de un bizcocho por avellana tenía el antojillo de preparar uno así y ver cómo quedaba, porque suponía que si el de almendra estaba rico, este podría estar todavía mejor. 


Pues es... bueno, ¡increíble! Parece como si le hubiese puesto un chorrito generoso de licor de avellanas de la intensidad de sabor. Y de aroma más de lo mismo. Cuando entreabrí el horno para que fuese perdiendo calor y salió el aire caliente concentrado me quedé casi flotando. ¡Qué delicia! Me costó esperar unos minutos a que enfriase y no coger un pedazo recién salido. 

Ingredientes:
  • 200 gr. de avellanas tostadas sin sal
  • 150 gr. de azúcar
  • 4 huevos (L)
  • 60 gr. de maizena
  • 20 gr. de harina (o más maizena en su lugar)
  • ¾ de sobre de levadura química (12 gr.)
  • 20 ml. de leche de soja

Elaboración:
Trituramos las avellanas hasta conseguir una especie de harina y reservamos. 
En un bowl batimos las yemas con el azúcar hasta que esté cremoso. 
Añadimos la maicena tamizada junto con la harina y la levadura y las avellanas. 
Mezclamos bien, quedará una mezcla densa y homogénea. 

En otro bowl montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la masa. 
Primero 3 cucharadas (al principio costará), después el resto con movimientos envolventes para que baje lo menos posible. 


Pasamos la masa a un molde previamente enmantequillado y horneamos 45-50 min. a 165 ºC.
Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Salió así de altito porque utilicé un molde redondo de 18 cm. pero en uno de 20-22 cm. quedará perfecto, incluso con más apariencia de bizcocho.


Eso sí, tened en cuenta que del molde dependerá el tiempo de horneado. 


* En la receta original se utiliza fécula de patata en lugar de maizena.

14 comentarios :

  1. Este bizcocho tiene que estar riquiiiiiiiiiiisimo. A mi personalmente todo lo que lleve frutos secos me gusta.
    Tengo dos dudas.
    1. Cuando hablas de maizena, te refieres a harina o al espesante (siempre me pasa igual con este producto). ¿me lo aclaras porfi?
    2. Yo no utilizo leche de soja. ¿puede ser leche entera?.
    Gracias Diana y un beso.

    ganchilloyalambre.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marita! Tu pregunta lo que sea, que yo encantada de responderte :)

      A ver, cuando digo Maizena (que en realidad es la marca) me refiero a la harina fina de maíz, que supongo que es la que tú dices espesante. Pero para que no haya duda de ningún tipo te linkeo a una imagen de la cajita.

      Y lo segundo, por supuesto que puedes utilizar leche entera (o semi o desnatada). Yo utilizo soja porque en casa no solemos comprar leche de vaca, así que una gran mayoría de veces ni hay un brick, y por eso tengo comprobado que da los mismos resultados una que otra en este tipo de bizcochos, así que sin problemas.

      Cualquier cosa más me dices. Espero que te guste si lo pruebas :P ¡Besines!

      Eliminar
    2. Segurísimo que me gusta, (todo lo que engorda me encanta, verás la operación bikini,..., jajaja).
      De Maizena, yo tengo en casa la harina fina de maíz y también otro producto que se llama espesante "tal cual", por eso siempre tengo la duda. Pero esta vez ya está aclarado.
      Muchas gracias por resolver mis dudas.La pondré en el blog cuando la haga, aunque ahora tengo ya en mente las torrijas con sirope de arce, mmmmmmmmmmmm, se me hace la boca agua solo de pensarlo.
      Besitos.

      ganchilloyalambre.blogspot.com.es

      Eliminar
    3. Jajaja, suele pasar que todo lo que gusta no sea precisamente lo más ligero, aiins.
      ¡Qué buenas esas torrijas!

      Eliminar
  2. Ficou muito bonito e deve ser delicioso, ótimo para o lanche.

    ResponderEliminar
  3. madre mía, sólo la altura de este bizcocho ya es impresionante!! tanto la almendra como la avellana dan un toquecito muy, muy especial a los postres, sobretodo a los bizcochos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que queda curioso así de alto, aunque cuando estaba en el horno llegué a temer bastante. Y toda la razón, los frutos secos le dan otro punto. ¡Besines!

      Eliminar
  4. ¡Qué maravilla de bizcocho, se ve muy esponjoso! Y seguro que las avellanas tostadas le dan un perfume sabrosísimo. Una idea que me apunto para nuestros desayunos caseros. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Chus! Es sorprendente :)

      Eliminar
  5. Que rica tubo que estar,no??Me la comía yo entera!!!Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo estaba! Y yo de haber podido creo que también, jajaja. ¡Un besín!

      Eliminar
  6. Pues a mi me encantan las avellanas..hasta tengo extracto liquido para añadirlo a cualquier cosa.Suelo hacer bizcochos y son riquisimos .Este tuyo se ve fabuloso y esponjoso ..besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, pues todavía no he visto extracto de avellana, pero tiene que quedar genial. Así que estaré más atenta, que eso hay que probarlo. ¡Un beso!

      Eliminar

Tu comentario nos alegra y anima a continuar por aquí. ¡Gracias por tu tiempo!