15 abril 2014

Pan de espelta integral {panificadora}

Nunca me han llamado especialmente los panes, ni siquiera los de panadería, que se suponen más naturales; además de que cada vez cuesta más encontrar uno bueno que aguante hasta el día siguiente en condiciones medianamente aceptables. En cambio mi madre siente debilidad, especialmente por los integrales, da igual la forma, el tamaño, o color que todos le parecen buenos. Y como hace un par de semanas compró diferentes harinas (de avena, de espelta, de centeno...) he aprovechado para darle algo de vidilla a la panificadora.


Ya he dicho que no soy muy de pan, pero también tengo que admitir que cuando hacemos uno en casa, casi recién salido del horno, crujiente por fuera y tierno por dentro... ¡Entonces sí que no puedo negarme a coger un pedacito! *o dos* Porque desprende un olor tan agradable y queda tan mollosito que es imposible resistirse :P 

Ingredientes:
  • 250 ml. de leche tibia
  • 70 ml. de agua tibia
  • 10 gr. sal
  • 200 gr. de harina de fuerza
  • 300 gr. de harina de espelta integral
  • 1 sobre de levadura de panadería (5,5 gr.)

Preparación:
Ponemos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora siguiendo el orden en el que están arriba escritos: leche – agua – sal – harinas – levadura. 

Seleccionamos el programa para pan integral (el 3 en la de Lidl), fijamos el peso (1000 gr.) y tueste medio.

A las 3 horas y media tendremos un pan de espelta integral que no sólo está riquísimo sino que es más sano que los blancos hechos con harinas refinadas. 

Si somos pocos en casa o no vamos a consumir el pan en pocos días podemos cortarlo a rebanadas y meterlo al congelador en una bolsita, así vamos sacando cuando nos apetezca y queda casi como recién hecho. 
¡Calentado en tostadora también queda riquísimo! 


* En la receta original el líquido que utilizan es sólo agua, pero otras recetas que miré por internet ponían sólo leche, así que sustituí una cantidad, y el resultado ya lo veis :)

12 comentarios :

  1. Te ha quedado con una pinta increíble! Enhorabuena por tu pan!

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta, te ha quedado perfecto¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  3. Uiii yo también siento debilidad por panes como éste! Me ha encantado! Se ve súper tierno!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síí, me ha sorprendido, es la primera vez que pruebo un pan así en casa... ¡Besines!

      Eliminar
  4. Si hay algo que llena de orgullo es hacer pan, olerlo cuando se hornea...ver como crece...yluego probarlo! hace tanta ilusión!!
    Te ha quedado genial
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No puedo estar más de acuerdo! Y muchas gracias :)

      Eliminar
  5. Pues yo Diana siento una debilidad por el pan casero que ni te cuento...jejejejeEstoy esperando que salga la panificadora del Lidl para comprarla...jejejee Si te enteras dímelo, por fi!!Te ha quedado una miga estupenda!! :) Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Anni! En cuanto me entere te aviso, a ver si hay suerte y no tardan mucho en sacarla otra vez ;D

      Eliminar
  6. Te a quedado de lujo,nos acabamos de hacer seguidoras tuyas y te invitamos a seguirnos.
    Besos cris y Laura.

    ResponderEliminar

Tu comentario nos alegra y anima a continuar por aquí. ¡Gracias por tu tiempo!