20 julio 2014

Tiramisú {ligero}

Ya se dijo en junio, que ni este mes ni el siguiente hay Desafío *¡las bosses nos han dado vacaciones!* pero tal y como se hizo el pasado los hay voluntarios, para quienes no desconectamos del todo. Lo bueno de esto es que da la oportunidad de hacer alguna receta de anteriores meses si te había quedado pendiente, que en mi caso son unas cuantas 😅 pero como había que elegir al final me decidí por la propuesta dulce nº 16: Tiramisú.


Después de ver todas las delicias que hicieron mis compis, me quedé con la de Mary, que es una versión ligera y con una presentación muy bonita de este postre taaaan rico. Aunque cambiando unas cosas y otras ha terminado por no parecerse mucho al suyo en cuanto a ingredientes, pero la idea en sí me gustó mucho, y probaré a la próxima como lo hace ella, con galletas María en vez de bizcocho. 

Ingredientes (para unas 8 raciones) 
Para el bizcocho de soletilla
  • 2 huevos (L)
  • 50 gr. de azúcar
  • 50 gr. de harina
Para la crema de queso
  • 200 gr. de queso de untar
  • 250 gr. de yogur griego (o cremoso) azucarado
  • ¾ cucharada de edulcorante (o 60 gr. de azúcar)
  • 20 ml. de leche 
  • 3 hojas de gelatina neutra (de 1,66 gr. cada una)
Además:
  • 200 ml. de café *ligeramente* azucarado o edulcorado para empapar el bizcocho
  • Cacao en polvo para espolvorear (sirve también tipo Nesquick)

Elaboración:
Preparamos el bizcocho al microondas, sale prácticamente igual de rico y nos evitamos encender el horno.
En un bowl batimos los huevos junto el azúcar con unas varillas eléctricas hasta que dupliquen su tamaño. Tamizamos la harina y la incorporamos con una espátula y movimientos envolventes hasta tener una mezcla homogénea.

Vertemos a un molde de silicona  o de vidrio forrado con papel vegetal (usé uno rectangular para así luego sacar dos láminas de bizcocho) y damos unos golpecitos suaves contra la encimera para quitar el exceso de aire. Metemos al microondas 2:30 minutos a potencia de 850W, dejamos otros 2 reposando con la puerta cerrada y comprobamos. Cuando podamos lo retiramos del molde y dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Una vez haya perdido el calor lo partimos en dos y ponemos una de las mitades en un molde pequeño de tipo plumcake forrado con papel albal, ya que luego nos facilitará muchísimo el desmoldado. Lo empapamos con  100 ml. de café y reservamos.

Para la crema, en un bowl juntamos el queso de untar con el yogur y el azúcar o edulcorante. Batimos hasta tener una textura cremosa. Ponemos a remojo 3 hojas de gelatina y, cuando estén hidratadas, calentamos la leche unos segundos en el microondas. Deshacemos la gelatina en ella y añadimos despacio y mientras batimos a la mezcla de queso y yogur.

Vertemos la mitad de la crema sobre el bizcocho empapado de café y repetimos lo mismo con el restante bizcocho, lo asentamos sobre la mezcla de queso y yogur, empapamos de café y ponemos sobre él la crema que nos quedaba. Alisamos la superficie y guardamos en la nevera al menos 6 horas, aunque siempre mejor de un día para otro. 

A la hora de servir, desmoldamos y espolvoreamos el cacao en polvo.

Aunque no hay nada publicado en la página del Desafío (al ser extraoficial) dejo los links de las recetas que, como yo, han preparado las compañeras para este 20 de julio: 

Cocinar con amigos (Gloria): Carrot Cake
Las recetas de Maria Antonia (Mª Antonia): Tarta de chocolate y turrón
Lamboadas de Samhaim (Isabel): Pavlova de chocolate con fresas
Deliriando en la cocina (Iria): Tarta de chocolate con crema de mascarpone y nata


El próximo 20 de agosto seguramente caiga alguna receta saladilla de propuestas anteriores a pertenecer al grupo que tenga por ahí apuntada 😋

15 comentarios :

  1. Un postre delicioso y muy bien presentado, esto se vende solo, me llevo trocito!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pintaza de escándalo!! creo que yo también me voy a quedar con la receta fichada ^^

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta buenísima. Encima la idea de hacerlo ligero en vez de con el mascarpone está muy bien para no tener tanto remordimiento a la hora de comerlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No voy a negar que el sabor del mascarpone es insustituible pero bueno, es lo que dices, así no 'pesa' tanto :P

      Eliminar
  4. Qué rico el tiramisú, es una delicia que se prepara muy fácil y siempre quedas genial con tus invitados. Con gelatina queda más consistente y la presentación muy bonita. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  5. Ummmmmmmmm que facilito ademas de rico , te ha quedado divinisimoooooooo tomo nota me encanta el tiramisu cualquier dia me pongo y lo hago.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  6. Te puedes creer que hice el tiramisú, por que no me atreví con la tarta de Saint-Honore y cuando lo tenia ya preparado resulta que era hacer uno de otra compañera, así que opte por la del primer cumpleaños que esa tarta la tenía pendiente de publicar, pero lo peor de todo que no puede hacerle la foto final por el sábado tuve vista en casa y no dejaron ni las migas que rabia me dio, por un lado claro eso significa que estaba bueno, pero me quede sin foto, es que me pasan unas cosas jajajajajaja, me encanta tu versión se ve delicioso bst guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, jajaja, sí, cuando pasan esas cosas es de *Nooo*, pero vaya, que lo importante también es que dieseis buena cuenta de ello :)
      ¡Muchas gracias!

      Eliminar
  7. Hola... os recomiendo probar un queso batido que el que me gusta lo venden solo en los supermercados aldi, lo venden como spesi quark aunque lo des la vuelta no se cae, y solo tiene 0.3% de materia grasa, conun poco de stevia es un compañero ideal para las fresas. y para hacer tartas como esta y dejar de lado el mascarpone tan calorico. comercializan en mercadona o lild un queso quark oqueso batido pero es muy ligero...el bueno es el del aldi. saludos

    ResponderEliminar

Tu comentario nos alegra y anima a continuar por aquí. ¡Gracias por tu tiempo!