10 noviembre 2014

Bizcocho de calabacín y canela

Ayer por la tarde, reorganizando marcadores (ni yo sabía que tuviese tantos) me encontré con esta receta que debí guardar por la fecha en que hice aquel bizcocho de chocolate y calabacín que resultó tan genialmente rico, pero ahí se quedó la pobre hasta hoy. Al igual que en aquel, en este tampoco se nota nada nada el sabor de la verdura pero da una textura buenísima.


Por suerte ya no cuesta encender el horno, incluso casi que se agradece en algunos momentos en los que ya se nota el fresquito. Y sé que siempre digo lo mismo pero es que... ¡huelen tan bien este tipo de recetas cuando están horneándose y todavía después! Haría bizcochos sólo por cómo huele la casa, casi a tarde de lluvia con té/café/chocolate caliente, libro/película y manta

Ingredientes:
  • 1 ½ taza de harina de trigo (puse integral pero puede ser de todo uso) 
  • ¾ taza de azúcar moreno* 
  • 1 sobre de levadura química 
  • 1 ½ taza de calabacín rallado 
  • 2 huevos (L) 
  • 3 cucharadas de aceite de girasol (o de oliva suave) 
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • ½ taza de frutas escarchadas* 

Elaboración:
Precalentamos el horno a 175 ºC.
Rallamos el calabacín (para taza y media usé unos ¾ de uno) y lo dejamos sobre un par de papeles absorvente para retirar algo de agüilla que suelta.

En un bowl ponemos los huevos con el azúcar y el aceite y batimos un par de minutos.
En otro bowl añadimos los ingredientes secos y mezclamos.

Añadimos los huevos y el azúcar a los ingredientes secos y ponemos el calabacín también.
Mezclamos con una espátula y movimientos envolventes.

Enharinamos las frutas escarchadas para que no se hundan y las incorporamos a la masa. Mezclamos de nuevo y cuando sea homogénea la vertemos en un molde para plumcake enmantequillado o forrado con papel vegetal.


Horneamos unos 40 - 45 minutos.
Cuando pase el tiempo, paramos el horno, entreabrimos la puerta y dejamos 10 min. más.
Sacamos, desmoldamos, y dejamos enfriar.

* Se puede utilizar azúcar blanco si preferimos.
* La receta original añade gotas de chocolate y trozos de nueces en vez de fruta escarchada. También servirían pasas, arándanos deshidratados, o cualquier frutos seco en general que nos guste.

7 comentarios :

  1. He visto muchos tipos de bizcochos, pero no de calabacín, aunque estoy segura que está riquísimo.
    Muchos besos Diana.
    Marita
    http://ganchilloyalambre.blogspot.com.es/2014/11/circular.html

    ResponderEliminar
  2. Pues yo he hecho el de chocolate y calabacin pero esta tambien me gusta mucho. Apuntado queda. Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
  3. Que buenísima pinta, mira que me encantan los bizcochos *_* hace poco probé a hacer un brownie con con aguacate, y ahora tengo que probar este, bizcocho con calabacín.

    ResponderEliminar
  4. hola!! que bueno se ve, me gusta la mezcla con las frutas escarchadas, le dara un toqeu de color y sabor muy especial, una delicia, besets.

    ResponderEliminar
  5. Que original, no?? Tendre que probarlo!!! =)

    ResponderEliminar
  6. LA verdad es que me parece original, sabroso y afrodisíaco!!! jejeje

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias a todas por vuestros comentarios!

    ResponderEliminar

Tu comentario nos alegra y anima a continuar por aquí. ¡Gracias por tu tiempo!